español   |   english
Programas para padres

En la Fundación Gema creemos que la familia es el espacio social dentro del cual, el niño se prepara para enfrentar los desafíos de la vida. Es el lugar donde se aprende a amar, a ser tolerante y a actuar con justicia, consideración, respeto, cortesía..., razón por la cual hemos desarrollado un programa para que los padres puedan construir hogares con ambientes saludables para el niño.

El programa tiene como objetivo ayudar a los padres a despertar las virtudes que están dentro del corazón de sus hijos, viviendo las virtudes y los valores en sus hogares.

El programa consta de 4 talleres y la elaboración de un plan personal para trabajar las virtudes, con cada uno de sus hijos.

Los temas a tratar:

I. Cómo educar con el ejemplo

  • Involucrarse en los mismos objetivos que les exigimos a ellos
  • Ponernos metas comunes de progreso
  • Luchar juntos por mejorar y  ayudarnos unos a otros

“…Por  mucho que ustedes le digan a su hijo que es malo mentir, que el mentiroso se degrada ante los demás, en cuanto ustedes dicen una mentira frente a un hijo, y tan pronto el comprende la falsedad de sus palabras, todos esos consejos y advertencias serán olvidadas y, como una niebla matinal, que es disipada por los primeros rayos solares, su efecto será inmediatamente borrado del ser interior del niño…” Dr. Furutan

II. Educar en positivo

  • Educación tradicional vs. Educación en positivo
  • Acciones positivas: dedicarnos a prever
  • Cómo adquirir hábitos (conocer y aprovechar los períodos sensitivos)

Educar es ayudar a los hijos a desarrollar sus virtudes.

“….Nacemos con todas las virtudes, los dones interiores, listas para desarrollarse…. Lo que el niño será es el resultado de la naturaleza, crianza, oportunidad y esfuerzo. La naturaleza es el perfil de virtudes, los dones que el niño trae al nacer.  La crianza es la manera en que se educa a un niño: cómo se reconocen y se respaldan esos dones.  Las oportunidades que los niños tengan de poner en práctica sus virtudes harán posible que se conviertan en lo que son y el esfuerzo es responsabilidad del niño, su capacidad de responder a la oportunidad de poner en práctica sus virtudes…” Linda Kavelin

III. Educación eficaz

  • Que el niño reciba la información necesaria
  • Que la reciba en las condiciones adecuadas
  • Que la procese correctamente, en la misma línea de los objetivos que se quieren.

La persona debe estar adecuadamente motivada  para que quiera hacer suya la información recibida y actúe.  No basta que los hijos sepan que deben ser ordenados; hace falta que ordenen su cuarto, que lo ordenen  bien y además que lo hagan porque quieren hacerlo.

IV. Educación motivada

  • La conveniencia del castigo y los premios
  • Cómo debemos premiar
  • La eficacia de los premios y los castigos

Es un hecho que el uso de los premios y los castigos es una forma directa de motivar su voluntad en determinado sentido, pero ¿Cómo debemos hacerlo?  Los premios y los castigos, no aplicados correctamente, pueden ser contraproducentes.  Pueden llevarnos a conseguir lo contrario de lo que pretendemos.

V.   Presentación de los planes de acción personal de los participantes

padres

© Fundación GEMA 2012. Todos los derechos reservados. Diseño web por easy solutions